viernes, 11 de agosto de 2017

Andares

Hoy he visto tus ojos hacerme llaga, he suplicado al cielo que me mantuvieras la mirada, y en un instante visualizar como te verías aquí, en mi cama. Hacer de lo aleatorio un poema resulta más sencillo cuando me abrazas por la espalda, cuando te imagino diosa entre humanas, cuando me besas el alma. Pero es que niña, te has hecho mayor, y muy mayor para besar y muy niña para no hacér(me)lo. El amor, me refiero, que es eso que te cala los huesos y te hace escribir poemas a desconocidas a las tantas, solo por querer que te hagan historias entre las sábanas. Solo por querer que ese movimiento de caderas sea producido mientras corre al verte, mientras se corre al verte. Solo por querer que escribas mi nombre arañando la pared. 

Échame de menos, si llegas a saber mi nombre, me refiero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario