domingo, 16 de abril de 2017

Ser humano 

Os observo con recelo y admiración, sois como un cachito de esperanza en la horrible oscuridad, lo único puro que queda, y os estamos matando. Todos nosotros estamos contaminados, manchados  y sucios, y no hablo de la piel, pero os miro a esos ojitos y veo tanta pureza que hace que esto valga la pena. Yo quiero ser como vosotros, pero es tarde para mí, desde hace tanto tiempo... Como para ellos. Es irónico como estropeamos lo único bonito que hay aquí, como maltratamos y despreciamos tachándolo de natural cuando la naturaleza jamás ha sido así. Y os juro que intento que lo vean, que dejen de herir tanto, pero no lo ven, y siento impotencia y se me agota esperanza a la vez. No me cabe en la cabeza como son capaces de no sentir el quitar vida, pero en verdad lo entiendo y cuando lo analizo quiero gritar, porque no soy libre, y que nosotros no tengamos libertad hace que os estemos quitando la vuestra. Y no puedo excusarme del mal que he hecho por intentar enmendarlo ahora.

Intentaré salvar a los que pueda y seguirá sin ser suficiente.

Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario