lunes, 13 de marzo de 2017

Ruina y espina

Porque a veces, cuando nos desnudamos el cuerpo, también nos desnudamos un poco el alma, y yo te dije que la mía no valía nada, "tómame". Pero mira ahora, ha llegado la primavera y sin embargo en vez de florecer me estoy marchitando, tan rápido. Ya no me valen los juegos de gato y ratón, ya no me vale ser cazadora mientras me siento presa, autoconvencerme con metáforas de humo me está asfixiando y tú sonríes. Así que dime si estoy haciendo el amor o lo deshago. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario