viernes, 11 de agosto de 2017

Andares

Hoy he visto tus ojos hacerme llaga, he suplicado al cielo que me mantuvieras la mirada, y en un instante visualizar como te verías aquí, en mi cama. Hacer de lo aleatorio un poema resulta más sencillo cuando me abrazas por la espalda, cuando te imagino diosa entre humanas, cuando me besas el alma. Pero es que niña, te has hecho mayor, y muy mayor para besar y muy niña para no hacér(me)lo. El amor, me refiero, que es eso que te cala los huesos y te hace escribir poemas a desconocidas a las tantas, solo por querer que te hagan historias entre las sábanas. Solo por querer que ese movimiento de caderas sea producido mientras corre al verte, mientras se corre al verte. Solo por querer que escribas mi nombre arañando la pared. 

Échame de menos, si llegas a saber mi nombre, me refiero.


lunes, 7 de agosto de 2017

ene

Tengo la manía de que me quieran a destiempo, de necesitar cariños a lametones por el cuerpo justo cuando el gato les ha comido la lengua, de gritar un te quiero haciendo muecas de quejido, de besar cuando me despido. De necesitar un abrazo cuando me muero de calor y rechazar sus brazos cuando tiemblo de frío. Y es que he aprendido que no sirve de nada huir si me sigo poniendo la zancadilla, si vuelvo a esconderme entre sus costillas y me envuelven sus caricias antes de echar a correr, otra vez. Confieso que me niego a repetir la historia para acabar abrasada, renacer para quemarme, y volver a morir para, de nuevo, revivir por ti. Así que hazme ceniza antes de que me acostumbre a tus latidos, los vuelva míos y no puedas arrancarme el corazón nunca más. 

jueves, 3 de agosto de 2017

Cómo es

hubiera entendido la vida distinto si me hubieras dado un poco más de tiempo. Sabes, ahora podrías responder preguntas sobre el amor y las primeras veces. Sobre como tú corazón latió y yo nací de un parpadeo y un flechazo directo al pecho. De cómo es eso de entrelazar la respiración con otra persona sin destrozarte en el intento, o como es que te destrocen y vivir en el recuerdo. Cómo es ir al cine en la primera cita y que se te olvide el título de la película porque estabas mirando la obra de arte que era ella. Cómo es dar vida a piel morena y ojos de niña chica, que intenta escribir poesía acordándose de tu voz. Cómo es echar de menos tanto que te da miedo, sabe a esto aún creyendo que me abrazarías de nuevo. Echo de menos lo que nunca fue, tú y yo, hablando adulto entre adultos. Despejando incógnitas, haciéndome creer que el amor existe, que nunca te fuiste y te salió bien. 

Pero vi tu cuerpo, al que una vez me parecí, volando en forma de fuego apagado. Y se que no puedes regresar, me iré yo contigo papá.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Lovely Bones

la pequeña chica quiere gritar, pero nadie la puede escuchar, intenta abrir los ojos pero todo se hace oscuridad. Se despierta en otro lugar, donde solo hay almas cálidas y bondad, pero no te encuentra, tú no estás. Te has quedado esperándola en un mundo en el que ya no está, le han arrebatado sus latidos, y solo queda su presencia en recuerdos y fotografías viejas, que nunca llegó a revelar. ¿Donde estás, con las poesías en su taquilla y los besos robados antes de echar a volar, dónde estás? Algún día la encontrarás, nadando entre nubes y pudiéndote acariciar. No la olvides jamás.

jueves, 27 de julio de 2017

Mátame amor

Estoy en una sala monótona rodeado de personas programadas para decir lo que creen que el resto quiere oír y fingir que se agradan mutuamente, dando explicaciones de por qués en plural y sin sentido, pero apareces tú, conceviendo un espectáculo de luces de colores en blanco y negro con tan solo subirte a la mesa y recitar poemas prohibidos, de esos que hacen que te echen de la iglesia. Y comienza nuestro juego. Te miro, me miras mientras le hago el amor a otra chica. Eres una mala influencia y yo una buena compañía. Pronto nos damos cuenta de que queremos la misma revolución de la poesía, así que nos suicidamos asfixiados mientras follamos en librerías, las metáforas empiezan a volar entre tu boca y la mía.



 "Me has visto" sé que piensas, "y pronto arderás junto a mí"

domingo, 2 de julio de 2017

Tristan Petel 

Desnuda, ahogándote entre flores marchitas y algodón, has hecho charcos de miel y las abejas reclaman su reina muerta. Te camuflas entre la oscuridad y piensas que ya nadie te observa, pero colapsaste pequeña, y ahora llueven pétalos de las marionetas. Resurges fantasma entre tu propia sombra, en blanco y negro o gris, bailarina sin público, presa sin cadenas, se te está volviendo a descoser la cabeza, igual que lo hicieron tus muñecas. Estás sangrando por la piel, por las venas. Rabia e ira se apoderan, y tú solo sueltas la cuerda. Vomitando tu odio, despidiendo tu condena. Ahora te nacerán alas donde antes solo había pena. Vuela.

martes, 6 de junio de 2017

Cliqué

Vestidos rojos y zapatos de tacón, hay una gran fiesta en mansión. Sangre en la bañera, llamadas en espera, todo luce espectacular mientras tu observas a la chica envuelta en el mundo de cristal. Vaivenes de caderas y tic tacs en el corazón. Lugar o momento equivocado pero tu estás aquí chocando contra todo lo real durante ese portazo que separa tu ser del resto de la gente, tan borracha y sumamente sola, pero siempre despampanante y sonriendo, incluso a la pared. Todo es de plástico, pero las niñas lo ven y están entrando, cambiando su piel por cuerpos de muñecas, vidas de muñecas, almas de muñecas y noches de tinieblas. Ahora ya no pueden salir.

jueves, 25 de mayo de 2017

pánico y ataques

¿Cuántos corazones están dejando de latir en este instante? mientras yo estoy tirada con la respiración entre cortada y sin poder dejar de temblar. Mil ojos están puestos en mi, una mano acaricia mi brazo diciendo que todo va a estar bien, pero no lo está. De mis ojos caen lagrimas y ellos lo están viendo, hacen llamadas de pánico en un intento de curarme, pero sigo enferma. A mí alrededor todo se hace tinieblas mientras yo solo busco volver a casa. Me lanzan miradas de odio porque no puedo sostenerme en pie, buscan la forma de envidiar algo que me está rompiendo hasta la piel. El aire parece pesar toneladas sobre mi, la salida se me escurre entre los huecos de los dedos, me duele el pecho. Estoy asustada, pero mañana volverá a dar igual. Y se repetirá otra vez.

Sigo sin entender cómo estoy latiendo, si ya hace tiempo que me estoy muriendo. 

martes, 23 de mayo de 2017

juegos peligrosos

Estamos jugando a un juego que no me gusta, y ambos estamos perdiendo, nos estamos perdiendo. Voy a salir herida de tanto alejarme del arma homicida, cuando la bala atraviesa mi pecho igual estando a metros de ti, como a vidas de distancia. Pero al menos no te doy la satisfacción de quedarme rendida ante ti, viendo cómo me haces volver a sentir y dándote el poder de destruirme. No lo hago, incluso sabiendo que lato con más fuerza cuando estás aquí, solo es un motivo más para huir y negarlo todo. De mi boca nunca saldrán palabras mágicas, ni de la tuya besos sellados con mi nombre. Así que corro.

Señales

Tengo flores en la boca que crecen cuando me intentas besar. Hay un velero en la bahía y tengo que navegar para dejarlas ahogar. Si he huído no me culpes, es que he tenido la oportunidad. Ahora he cortado las raíces y hay rosas muertas en el mar, llorando sin parar, dando vida a poetas asfixiados en lágrimas de sal. Mientras yo me marchito en la orilla de una playa en la que escribiste nuestras iniciales en aquella roca de cristal. Escondida esperando tu señal. No me dejes marchar. 

Sueño

Hoy he despertado con tu aroma en mi camisa, y todo parecía estar en sintonía visto desde los ojos de una niña que se sonroja cuando le miras directamente a las pupilas. Y créeme que en este instante que ha durado noche y media, fuimos luz a oscuras, y sin ganas de dormir. Así que no pares de acariciarme la piel, porque estamos brillando tanto que el volver a apagarnos se siente a años luz de nuestras sabanas. Hazme reír cuando me hago la enfadada, súbeme a un rascacielos y sintamos que tenemos alas, seamos más rápidos que la lluvia al volver a casa, muérdeme hasta llegar al alma. Hagamos de todo menos quedarnos con las ganas.

martes, 9 de mayo de 2017

femme

Y me dijiste que hiciéramos el amor y no la guerra, cuando me clavabas un puñal en el pecho en vez de desnudarme hasta los huesos. Así que perdóname si no caigo por tus besos y dedico canciones que me enseñaste tú, a otros con ojos de niño, que me hagan entrar en el paraíso tres noches a la semana y dos días cada mes. Y no te pido disculpas si no me dueles tanto como te dije, cuando hacíamos juegos de ajedrez entre sabanas y almohada, cuando inventábamos nuevas formas geométricas con besos en mi piel. No si te mentí más veces de las que extrañabas que te hiciese dudar una mujer. Ahora estoy siendo tu musa y jamás te pedí que me compusieras bien. Sigo teniendo tus marcas, pero se me olvido tu nombre cuando me subí al último tren.

jueves, 4 de mayo de 2017

abstracto 

Hay una mariposa tatuada en mi hombro intentando volar, pero no le dejo. Le corté las alas obligada antes de aprender a andar, fue la última vez que se pararon los relojes, y con ellos el tiempo. Pensaron que solo duraría siete días, pero lleva aquí conmigo dos vidas y media y mírala, en una jaula que acaba mal cerrada. Intentando encontrar el cielo, pero solo puede conocerme a mí. No sé por qué sigue conmigo después de tantas estaciones lloviendo, pero cada vez que se intenta liberar me duele el pecho, asfixiándome sin que se note demasiado, dejándome sin respiración pero con un mar cayendo por mis mejillas.

Siento que nunca volaras pequeña, tal vez en la siguiente vida.


----------------------


Una vez conocí a una mariposa de alas grandes, antes verdes y luego vestidas de luto, rotas más de lo que podía soportar para poder volar. Se le posó en el hombro a una niña de largas trenzas y ojos del color de las estrellas, y se quedó a vivir en ella. 

Murió el mismo día en que está dijo su primera palabra, pero había demasiados gritos allí dentro para poder oírla. Después todo olía a despedida. 

Un corazón dejó de latir mientras un cuerpo ya tintado de gris quedaba sellado en la diminuta espalda de una inocente, ahora ya condenada para siempre.

Y así empezó la historia del primer duelo.

miércoles, 3 de mayo de 2017

turbio

Ayer dos mundos chocaron, rompiendo mi limbo en mil pedazos. Siempre sospeché el oscuro secreto de quienes están ahí arriba, en esta pirámide con la que los niños sueñan día a día, pero nunca había estado tan claro. Ahora se que no quiero volar si tengo que cortar alas de corazones inocentes, que no quiero subir al cielo si tengo que tirar a alguien desde el precipicio, que la admiración nunca debe de ser algo físico, porque a veces, solo son disfraces engañosos que ocultan almas vacías. Ese lugar que soñamos todos se convierte en una pesadilla nada más tocarlo. Así que créeme cuando te digo que prefiero quedarme aquí abajo perdida entre la multitud que estar en lo alto y haberme perdido a mi. 

lunes, 24 de abril de 2017

llámalo x

y te observo a ti, tan en silencio, y veo que has conseguido salir del agujero donde tantos estamos encerrados dentro, y pienso en lo afortunado que debes de ser perteneciéndote tanto, a solas pero tan inmensamente tuyo. Y me pregunto si desde ahí arriba me verás igual que a los demás presos, se la respuesta, y por momentos duele un poco menos. Quiero gritarte y negarte lo que tus ojos ven de mi, que no soy esto que muestro y que hay algo más aquí. Pero desde las nubes no eres capaz de oír. 

Así que esperaré en silencio, como llevo tiempo haciendo, esperando que un día estos aviones de papel lleguen al cielo.

domingo, 16 de abril de 2017

Ser humano 

Os observo con recelo y admiración, sois como un cachito de esperanza en la horrible oscuridad, lo único puro que queda, y os estamos matando. Todos nosotros estamos contaminados, manchados  y sucios, y no hablo de la piel, pero os miro a esos ojitos y veo tanta pureza que hace que esto valga la pena. Yo quiero ser como vosotros, pero es tarde para mí, desde hace tanto tiempo... Como para ellos. Es irónico como estropeamos lo único bonito que hay aquí, como maltratamos y despreciamos tachándolo de natural cuando la naturaleza jamás ha sido así. Y os juro que intento que lo vean, que dejen de herir tanto, pero no lo ven, y siento impotencia y se me agota esperanza a la vez. No me cabe en la cabeza como son capaces de no sentir el quitar vida, pero en verdad lo entiendo y cuando lo analizo quiero gritar, porque no soy libre, y que nosotros no tengamos libertad hace que os estemos quitando la vuestra. Y no puedo excusarme del mal que he hecho por intentar enmendarlo ahora.

Intentaré salvar a los que pueda y seguirá sin ser suficiente.

Lo siento.

continuar

Y tú nunca sentiste las balas atravesando mi piel, ni las viste pasar, tampoco oíste el gatillo como diciendo "tendrás que aguantar una vez más". Pero todo lo que he hecho hasta ahora ha sido sostenerme, y hoy estoy de pie. He visto el fin de mi vida transitar por delante a toda velocidad, duró un instante, pero ahora se que quiero continuar.

Hoy he respirado aire fresco, y me siento sana. Se que no durará mucho, pero en este instante solo quiero gritarle a los cuatro vientos que estoy viva. Que quiero seguir con todas mis fuerzas, que despues de vencer esta guerra, podré con cualquier batalla, si este ha sido un amago simplemente y van a venir peores, sacaré fuerzas de donde sea, estaré aquí, permaneceré. Que ahora se que puedo vivir y no tan solo estar sobreviviendo. Que recuperaré todos los cachitos de vida que he estado perdiendo.

No se pueden hablar de malas rachas cuando ha sido tocar fondo. Pero lo bueno de hundirte del todo es que solo te queda la opción de volver a la superficie, y mírame, estoy respirando de nuevo. 

martes, 11 de abril de 2017

Alguien más 

A veces me contabas tus historias de niño, viejas batallas sin espadas, y te acurrucabas en mi, llorando, abriéndote hasta conseguir sentir tus más profundas pesadillas. Y ahora tengo miedo, miedo de que eso de lo que tanto temes, eso que te hiere y te hace volverte indefenso pueda provocártelo yo. Nunca he sido quien de dar lecciones, pero realmente temo que dejes de ver luz en mi y pienses que me he vuelto sombra entre la multitud, esa de la que rehuyes una y otra vez porque piensas que están acabando con todo lo bonito. Como también temo que un día olvides que estuviste contectado a mí yo real, y te confundas con quien le parezco ser al resto, y dejes de mirarme con esos ojos únicos para mirar con los mismos con los que les miras a ellos. Sabes que odio pedirte esto pero por favor, nunca dejes de verme para solo mirarme, porque ese día lo habré perdido todo, me habré perdido a mi.

martes, 4 de abril de 2017

resultado

He estado una semana encerrada.

Quería morir. Estaba muerta.

Hoy he respirado aire fresco,

pero no estoy sana.

Cuatro años me han hecho la zancadilla

y me he caído,

simplemente no era capaz de levantarme.

Lo he hecho

y duele todo.

domingo, 2 de abril de 2017

365 son pocos 

Todos están fuera de aquí, pero yo no puedo salir de la habitación. Les veo cantar y reír, como se miran y conectan, como cuentan historias de mil batallas hechas. Hay una barrera entre estas cuatro paredes y el mundo exterior, no puedo verla pero si sentirla, y me está oprimiendo el pecho, tapándome la respiración. En ocasiones creo escabullirme entre sus puertas y oler aire fresco, estoy presente en cuerpo, pero sigo encerrada aquí. Me he resistido ante un día a día en este limbo personalizado, pero el oxígeno ya no es lo que necesito para respirar y no creo que pueda continuar.


Ya me he cansado de luchar contra algo invisible que nadie ve y piensan que no existe.

viernes, 31 de marzo de 2017

Voz de una desangrada

Y yo vi tus ojos reflejados en el cuchillo, antes de empezar a caer. Dijiste que quien escribiera así debe de ser oscuridad, a la vez que solo veíais luz en mi. Y yo te vuelvo a repetir, tus ojos no me ven y tus oídos no me escuchan, pero crees hacerlo y te engañas. Piensas que lo estás entendiendo, que sabes por qué grito, cuando ni te inmutas tras mi paso en silencio rozándote la espalda por casualidad.

Debiste haberme acompañado a casa.

Hiciste caso a mis palabras y no a mí corazón, debiste ver en mis ojos que estaba siendo naufraga, pero me comparaste con el desierto y abriste la puerta. Jamás me volviste a ver.

Yo me fui, y tu te quedaste. Y encontraron flores marchitas en la bañera, con mariposas que nunca pudieron volar. Y tocaron sus manos tinta que había estado latiendo en el corazón de alguien alguna vez, cuando mi yo en primera persona existía y creí tener alas, y no piedras en los pies.

jueves, 30 de marzo de 2017

40% de una historia inventada

Y te dije que una noche de luna llena recordarías mi nombre, que irías en tren rumbo a alguna ciudad bonita y una canción te recordaría a una niña, la que antes fuí, que alguien te haría tartamudear al hablar y recordarías como fue la primera vez que te sonreí a escuchar esa vocecita tuya, que quien pasó junto a tu asiento y ni te daría tiempo a ver la cara llevaría mi colonia favorita, y volverías tiempo atrás. Y dolería. Doleria tanto. Y mientras, una versión más vieja de mi misma empaquetaría recuerdos en forma de fotografías viejas y vería a dos personas sonrientes compartiendo una historia, y dos corazones, que jamás volverían a ser los mismos cuando está dijese fin. 

Yo no puedo escribir sobre amor, porque ya no creo en el. Pero si creí en nosotros y aquí me ves. 

Tu mano siempre fue más grande que la mía, pero fui yo quien nunca te dejó caer. 

domingo, 26 de marzo de 2017

no era aquel disfraz que tú decías

Ha decidido vender su alma al mejor postor y se ha quedado en banca rota. Al final igual lo que dijiste de ella se ha vuelto cierto, porque resultó creérselo y la chica de largas trenzas no vale nada. Quiere huir pero esta atrapada, no quiere hacerlo, no otra vez, pero solo le caen lágrimas. El corazón está sediento de veneno en forma de palabras que le acabarán matando, de buscar algo que empieza por "a" cuando sabe que al conseguirlo se perderá entera. Ahora ya se por qué que sale corriendo en funerales disfrazados de fiesta. 

- No puedes pasarte toda tu vida huyendo pequeña, no cuando a lo que temes está en ti y te acompaña siempre. - 

Mortal 

Y me hizo sentir real. En ese momento comprendí, que las cosas no te pertenecen porque sean tuyas, si no porque tú eres de ellas. Así me sentía yo a su lado. Simplemente perteneciamos. Porque al fin y al cabo el bosque no es bosque sin sus arboles. Y nosotros eramos una selva, y toda su lluvia torrencial. Era la más bonita metáfora jamás contada. Era el todo y la nada. Nos volvimos infinitos. Tan sumamente inmortales. Luego se esfumo. Como quien sopla a una vela y se apaga. Tan simple te quedas a oscuras. Y volví a ser mortal. pd: este poema lo escribí hace casi dos años, y mi punto de vista sobre lo que es tener y pertenecer a cambiado un montón, pero me sigue gustando mucho así que aquí está.

martes, 21 de marzo de 2017

ya no sé pero no quiero

¿es malo creer que esto puede cambiar?¿que lo podemos cambiar? ya no sé si tener esperanza es lo que nos da vida o lo que nos acabará matando, no sé si quiero salvar el mundo o si quiero que este me salve a mí. Me niego a pesar que luchar no vale la pena, pero cada vez resistir duele más, duele tanto. No quiero despertar una mañana creyendo que no vale nada, por mucho que eso signifique no estar tan herida. Así que, por favor, no te vayas.

lunes, 20 de marzo de 2017

cosas que hacer antes de morir

1. Vivir

2. 

3.

4. Salvarle la vida a alguien

5.

6. Grabar una película que me llene

7. Aprender la lengua de signos

8. Hacer un voluntariado vital

9. Publicar un libro

10. Presenciar un milagro

13.

14. Ir al orgullo 

15. 

16. Tatuarme

17. Hacer una excursión con amigos que dure días 

18. Sacarme el graduado en ESO

19. Acojer a alguien que lo necesite

20.

21. Ayudar a animales del refugio

22.

23. Experimentar con drogas alucinógenas

24. Ver una aurora boreal

23. Ir a disneyland 

24.

25. Ir a coachella

26. Ir a la feria de Málaga 

27. Ser donante de organos

lunes, 13 de marzo de 2017

Ruina y espina

Porque a veces, cuando nos desnudamos el cuerpo, también nos desnudamos un poco el alma, y yo te dije que la mía no valía nada, "tómame". Pero mira ahora, ha llegado la primavera y sin embargo en vez de florecer me estoy marchitando, tan rápido. Ya no me valen los juegos de gato y ratón, ya no me vale ser cazadora mientras me siento presa, autoconvencerme con metáforas de humo me está asfixiando y tú sonríes. Así que dime si estoy haciendo el amor o lo deshago. 

Cósete

Te llama con miedo cuando esta asustada,
teme lo que reclama,
un dia no la encontraran
siendo solo una falsa alarma.


Niña desangrada
cósete las heridas,
finje no tener corazón,
aguanta un poco más
pero no dejes correr la sangre.
Quédate conmigo.
Quédate conmigo.
No te vayas.
No te vayas.



El tiempo pasa,
y al abrir los ojos
ya no gritarás en susurros.
Cósete,
tan solo una vez más.




Esto pronto habrá acabado.

viernes, 10 de marzo de 2017

Con Rascacielos

Necesito huir otra vez, ver como te desvaneces, intentar darle cuerda al reloj, y que me salga bien. Mirar hacía atrás, sentir el viento en la cara, la luna desde mi ventana y esto a kilómetros de mi. Escribir cuentos de hadas, volver por la nostalgia de querer lo que no se puede tocar con la piel. Correr sin tropezar, soñar con no caer, gritar sin que nadie me escuche y necesitar que la arena toque mi piel. A miles de recuerdos de una península, dos islas y una niñez sin dormir. Llevame de aquí a una ciudad con rascacielos donde nadie me reconozca entre calles, donde aprenda a ser feliz.

domingo, 5 de marzo de 2017

por si sospechas...

Y entiende que me da miedo abrazarte, por si me despisto y no te suelto. O por si de tantos besos que te doy sospechas que ando necesitada de cariño, y huir de él como presa del león no me ha dado resultado.Despertar solo me ha hecho recordar que existo, que estoy latiendo y rompiéndolo todo antes tan siquiera de tocarlo. La niña de largas trenzas aprendió antes a huir que a andar y no sabe cómo parar. Cómo mirarte. Cómo renunciar y saber resucitar. Mírala ahora, vomitando las mariposas que antes revoloteaban por su cabello.  Estás perdida, pequeña. 

viernes, 3 de marzo de 2017

Cayendo

Y ahora la tristeza parece escribir a las tres de la mañana borradores de corazones rotos. Dibuja tus ojos hipnotizándome antes de dormir, y yo ya estoy perdida. Nunca he conocido algo tan real que esto, pieles intentándose encontrar antes de caer al vacío, otra vez. No aprendo la lección, y el niño de las alas blancas me está volviendo a ganar la partida, es verte sonreír y quedarme sin fuerzas, tan solo querer dejarme llevar...Nunca me ha gustado caminar con los ojos vendados, y tú incluso haces que quiera correr, así, arriesgándolo todo. Tan solo dime que valdrá la pena.

jueves, 2 de marzo de 2017

Volar a su lado

Le gusta pasar la noche en vela y despertarse a la hora que ella quiera, bailar todo lo que pueda dando saltos en la cama, acariciar y acariciarse, besar, gritar, tenerse a ella misma. Ilusionarse por la más mínima tontería, vivir la vida. Ve con cuidado si vas a contradecirla, porque saca argumentos de donde sea, y es que aún no he conocido al hombre a quien no le sepa cerrar la boca. Le gusta luchar por las causas que todo el mundo cree perdidas, las nubes y el mar. Bañarse desnuda, el número trece y el invierno. Querer fuerte, hacerlo bien y mucho. Echar la lengua y poner morritos. Llorar de alegría. Las películas con palomitas. Alcanzar sus metas, amar, amar como nadie lo ha hecho nunca.

Odia discutir sin razón, estar de mal humor, que le griten y gritar, hablar sin pensar, el "sin razón" y hacerlo demasiado. Y bueno, que le besen sin su permiso, pero eso era antes de mi. Dice que no entrega su corazón porque en ella esta más bonito y mejor cuidado, que la buena suerte si existe y que todas las mujeres son bonitas, y joder, que razón tiene, solo hay que mirarla, hasta un huracán pararía solo para verle cruzar la acera, y ella prefiriendo quedarse en casa. Dice que nadie nunca le va a querer más de lo que se quiere, y esa ha sido una de las pocas veces en las que le he oído equivocarse, para eso es demasiado tarde, le digo, te he conocido. Dice tantas cosas, y yo atónita me quedo mirando a sus ojitos color café pensando en como se puede sentir tan fuerte este nose qué en el pecho, en cómo se puede tener tantas ganas de besar a alguien, en cómo se puede enamorar tanto una de las alas de otra persona. Y querer tan fuerte volar a su lado.